miércoles, 18 de octubre de 2017

Número 51 de entreTodos

“El voluntariado es aprender, disfrutar y ser consciente de lo mucho que se puede hacer con un poco de dedicación”

19-05-2017

 

Joice Kelly Fernández de Oliveira tiene 19 años, reside en La Caridad y desde hace tres años es voluntaria en Fundación Edes. En la actualidad compatibiliza su labor como voluntariada con los estudios de Trabajo Social en Gijón.

 -¿Qué es para ti el voluntariado?

-Para mí el voluntariado es mucho más que ayudar a las personas sin ánimo de lucro, para mí es aprender, disfrutar y ser consciente de lo mucho que se puede hacer en unas horas de dedicación. Nunca he probado otro voluntariado diferente, pero llevo tres años en la Fundación y la verdad es que tengo muchas ganas de seguir aprendiendo y disfrutando con programas de voluntariado como este.

-¿Cómo llegaste a Edes y en qué consiste tu colaboración con la entidad?

-Edes siempre fue muy conocido por la zona, pero yo he conocido a la entidad gracias a dos personas muy influyentes en mi vida (Laura y Azucena). Me han proporcionado mucho aprendizaje relacionado con este ámbito. Cuando aprendí a saborearlo y a interesarme más fue cuando fui al taller de iniciación al voluntariado. De ahí salió mi participación en el programa de ocio y tiempo libre con l@s chic@s, en el que me lo pasé muy bien, aprendí muchos valores y conocí muchas personas, lugares y dinámicas.

-¿Qué has aprendido en este tiempo como voluntaria en Edes?

-En estos tres años de participación he aprendido mucho valores, con mis compañeros l@s voluntari@s y con l@s chic@s. He aprendido muchas cosas como por ejemplo aprender a rellenar la  hoja de planificación con los coordinadores. Aún sigo teniendo algunas dificultades con la planificación, pero es una tarea importante que permite organizar las salidas y los ratos de diversión. Estar en contacto con personas con diversidad funcional es una experiencia muy enriquecedora que todas y cada una de nosotras deberíamos poder experimentar, ya que es un constante proceso emotivo que hace que estemos “vivos”.

-¿Qué te parece la labor que desempeña la entidad en la comarca?

-Su labor es muy significativa en la comarca, tanto para padres como para sus hijos, ya que la Fundación reduce las inmensas dificultades con las que se encuentran. Su apoyo y dedicación permite que las personas con diversidad funcional del ámbito rural no estén olvidadas. También hay que destacar la calidad y entrega de los profesionales que trabajan en Fundación.

-¿Qué dirías a otras personas para que se animaran a conocer el mundo del voluntariado?

-Sé que no tengo mucha experiencia en el tema, pero les invito a que se interesen y busquen un programa que les guste y atraiga, ya que es una experiencia para toda la vida y que les enriquecerá tanto por dentro como por fuera. A los jóvenes de mi edad, les animo a que prueben e intenten cambiar el mundo a mejor. Queremos un mundo diferente, un mundo igual para todos y en el que los derechos de las personas sean reconocidos en igualdad de condiciones. Creo que evolucionar es la clave de vivir.