sábado, 16 de diciembre de 2017

Número 54 de entreTodos

LA VISIÓN DE UN VOLUNTARIO

LA VISIÓN DE UN VOLUNTARIO

16-11-2017

 

 "En la Finca realizamos labores muy variadas y aprendemos mucho"

 La madrileña Berta Alonso y el alemán Michael Riedmann son dos de los voluntarios o wwofers de la red World Wide Opportunities on Organic Farms (WWOF) que este verano han pasado por Fundación Edes ofreciendo su trabajo a cambio de alojamiento y manutención. Ambos han probado la iniciativa por primera vez en Finca El Cabillón y están encantados con la experiencia.

-¿Por qué decidisteis sumaros al proyecto Wwof y elegir Finca El Cabillón para vuestra primera experiencia?

-Berta Alonso: Llevo un año aprendiendo en un huerto escuela de Madrid  y tenía ganas de aprender en un centro de este tipo. Además, me interesa mucho el proyecto educativo que desarrollan aquí y, por otro lado, llevo años practicando la alimentación ecológica. Me está gustando mucho lo que estoy haciendo en la finca, realizamos tareas muy variadas y aprendemos mucho.

-Michael Riedmann: A mí me interesaba aprender porque tengo en mente un proyecto de granja y agricultura ecológica y me gusta Asturias por las condiciones maravillosas que ofrece para la agricultura. Aunque Finca El Cabillón tiene mucho trabajo en verano, he visto que se esfuerzan por enseñarnos cosas y responder a todas nuestras preguntas.

-¿Qué os ha parecido la oportunidad de trabajar con personas con diversidad funcional?

-B. A. Es fantástico. Me gusta muchísimo y he venido también por eso. Nos enseñan muchísimas cosas.

-M. R. Yo no había tenido ningún contacto previo con personas con capacidades diferentes y tenía muchos prejuicios, pero la verdad es que he descubierto a personas excepcionales con las que se logra una relación muy auténtica. Pienso que si logro desarrollar mi proyecto podría crear un empleo para personas con diversidad funcional aunque todavía es un sueño.

-¿Recomendáis la experiencia wwofer?

-B. A. En el aspecto humano supongo que todos los voluntarios estarán encantados, después, a nivel concreto de la tarea que se hace aquí, supongo que dependerá de la formación previa de cada persona. Tanto Michael como yo venimos de huertos urbanos y, por tanto, aprender con educadores que se dedican a esto es una gran oportunidad.

-M. R. La red Wwof es una plataforma muy buena, donde todo es gratuito. Para mí la experiencia ha sido perfecta y he descubierto a mucha gente dispuesta a dar información y compartir conocimientos. Además, el trabajo en la finca se lleva bien porque es algo que puedes hacer sin presión y sin prisas.

-B. A. Sobre lo que comenta Michael, creo que es importante recuperar el trabajo comunitario y solidario que se ha ido perdiendo con el tiempo. Es algo que se está recuperando en los huertos urbanos como en el que yo participo en Madrid y donde convivimos personas muy diversas que trabajan juntas.