Monday, 8 de March de 2021

Memoria 2020

La Unidad de Atención infantil temprana

La Unidad de Atención infantil temprana

22-12-2020

Ene ste duro año que ahora termina , nos hemos visto en la situación de reinventarnos para no dejar de dar apoyo a este colectivo tan vulnerable. Para ello nos hemos acogido a la tele-intervención, con sesiones online y atención directa periódica con las familias vía internet o telefónica durante el periodo necesario.
Conseguimos ver esta situación como una oportunidad de aprendizaje y adaptarnos, tanto las profesionales como las familias, a esta nueva realidad, con unos resultados mucho más satisfactorios de lo que pensábamos inicialmente.
Tras un parón, no deseado, de un mes en abril, el 1 de mayo comenzamos con la atención telemática y desde el 1 de julio, volvimos a ofrecer la atención presencial, combinándola aún con tele-intervención en aquellas familias que así lo preferían.
A lo largo del año 2020 se han recibido 52 nuevas derivaciones. La mayoría de estos usuarios son derivados desde los servicios de pediatría del Área. Se ha mantenido además la atención a otros 49 usuarios/as con fecha de entrada en la UAIT previa a 2020. Es decir, se han atendido a lo largo del año un total de 101 usuarios/as y hemos podido materializar nuestros objetivos de trabajo, a pesar de las duras circunstancias, centrándonos mayoritariamente en el curso del desarrollo del niñ@ y en las necesidades de la familia.
Con respecto a la evaluación anual del Servicio podemos destacar el alto porcentaje de altas por normalización. A lo largo del 2020 (hasta finales de noviembre) un 63,3% han sido por este motivo. También es importante destacar la atención de todas las demandas recibidas sin demoras y no siendo necesario lista de espera, lo cual nos permite una atención lo más precoz posible.
Además gracias a la coordinación realizada mediante el protocolo establecido con Educación, se realiza un adecuado trasvase de información a los Equipo de Orientación Educativa, y durante este año se ha conseguido asegurar que un 86 % de las derivaciones estuvieran contempladas en las previsiones para recibir los apoyos pertinentes.
Aún no tenemos todos los datos referentes a este periodo con respecto a las encuestas de valoración que realizan las familias, pero esperamos haber sabido responder en tiempo y forma a la situación generada por la pandemia, ya que los resultados obtenidos a lo largo de años anteriores indicaban un alto grado de satisfacción de las mismas (en el año 2019 con una puntuación media de 9,8 sobre 10, que mejoraba en tres décimas la del año 2018, una cifra casi insuperable).
Tras la experiencia de este año, los y las profesionales del equipo, consideramos que la tele-intervención es un recurso más para poder atender a las familias, pero que no puede en ningún caso sustituir en su totalidad el contacto entre las familias y los/as terapeutas. Es de especial importancia el vínculo y en este sentido es muy necesario para la formación del equipo de trabajo (familia-centro) que este se establezca adecuadamente y también de forma directa y presencial.
En estos meses hemos aprovechado para ampliar nuestra formación, asistiendo a múltiples seminarios online para reflexionar y afrontar con más perspectiva la “nueva normalidad” que deja la Covid-19. De esta manera hemos aprendido a poner en uso nuevas herramientas que nos han permitido adaptarnos más fácilmente a un nuevo escenario de trabajo.
Lo que más sentimos este año 2020, ha sido la pérdida temporal del servicio de Estimulación acuática, iniciado en Mayo de 2016. Hemos dejado de ofrecer este servicio debido a la actual crisis sanitaria, habiéndose prestado únicamente durante los meses de enero, febrero y la primera semana de marzo, previo al confinamiento. Esperemos que en un futuro cercano podamos dar continuidad también a este servicio y retomar nuestra “añorada normalidad”.

Sentimos no poder ofrecerle el widget de Facebook al no haber aceptado nuestra Política de cookies.

Puede aceptarla para que aparezca. Más información aquí.