Más formación, más empleo y más oportunidades eso es lo que necesitamos

Publicado el 21-12-2021

Es momento de hacer balance de un año que trataba de resurgir de los tiempos más complejos que vivíamos en 2020 con todas las dificultades derivadas de la pandemia. Así que depositábamos en 2021 mucha esperanza, ilusión y algunas ideas nuevas que fuimos probando e implementado.

Parte de las nuevas iniciativas que poníamos en marcha, tienen que ver con la descentralización de las actividades y la estrecha coordinación con otros recursos, con los que ya teníamos una relación habitual de trabajo, pero que cobraron en 2021 mayor significado dando como resultado el desarrollo de actividades de orientación laboral, formación para el empleo y acompañamiento para la mejora de las competencias laborales en Vegadeo, Boal y el Centro de Apoyo a la Integración de Canero.

Esta fórmula para acercar las actividades que podemos desarrollar a otras localidades cercanas, ha posibilitado la participación de nuevas personas en el servicio de empleo y formación. Fruto de esta descentralización y del desarrollo simultáneo de actividades dentro y fuera de la Fundación Edes, 32 personas nuevas se han incorporado a las actividades del Servicio de Empleo y Formación.
Queremos destacar algunos datos esperanzadores: 11 de las 24 personas que participaron del programa en 2020 encontraron un empleo, y en 2021 ya son 3 las que están incorporadas laboralmente. Seguro que 2022 traerá también nuevas oportunidades laborales.

Por otro lado en 2021 finalizaba un proceso iniciado en 2020. Hablamos de la primera experiencia que teníamos en Asturias para que las personas con discapacidad intelectual pudieran participar en un proceso de concurso oposición específico. En este caso para obtener plazas de trabajo en el SESPA (Servicio de Salud del Principado de Asturias). Desde Edes apoyamos a tres personas en este proceso y una de ellas es ya titular de una plaza en el servicio de Lavandería del SESPA.

Además de incorporar a nuevas personas, actividades, etc., parte fundamental de la energía y el trabajo cotidiano, tiene como foco el mantenimiento del empleo ya conseguido en anualidades anteriores. Por ello ponemos mucho interés en el proceso de acompañamiento en el empleo en el Centro Especial de Empleo Finca El Cabillón, donde seguimos trabajando por el fortalecimiento del proyecto social y ambiental que cumplía este año, 15 años de trayectoria y experiencia. En El Cabillón seguimos revisando continuamente las necesidades de adaptación y los apoyos que precisan las personas. Una parte importante de estas adaptaciones tienen que ver con los horarios de entrada y salida, el % de jornada de trabajo y el tipo de actividades laborales que se pueden desarrollar con la mayor autonomía y calidad

No descuidamos tampoco el papel que Finca El Cabillón tiene como proyecto con incidencia en la sensibilización medioambiental, por eso mantenemos y ampliamos la participación de Finca El Cabillón en redes y proyectos de envergadura comarcal y estatal. De la mano de COCEDER continuamos generando experiencias de investigación, y de la mano del proyecto EO ALIMENTA, diseñando una estrategia alimentaria comarcal