La Ilusión de seguir generando espacios y comunidad. O de cómo la participación se construye en el día a día.

Publicado el 21-12-2021

Seguimos trabajando con la pedagogía de la participación y el objetivo de la transformación social.

Este trimestre de final de año ha sido cómo un colofón final a lo grande por la cantidad de actividad presencial generada en los proyectos y actividades impulsadas desde el centro de voluntariado y participación social. En este año hibrido nos hemos visto en la tesitura de combinar aún mucho trabajo virtual en el primer semestre y trabajo presencial en el segundo. Se han agrupado eventos en la agenda, encuentros y actividades que estaban esperando a poder hacerse para al menos recuperar ciertas dinámicas y formas de trabajo más amables y necesarias en temas cómo los que nos incuben directamente: el voluntariado y la participación social. Hemos detectado entre nuestra red de entidades y personas colaboradoras muchos miedos por un lado sobre cómo proceder, pero muchas ganas de normalizar y volver a tocarnos, mirarnos a la cara, celebrar, discutir y construir con ilusión y esperanza de nuevo.

Aludimos a uno de los últimos eventos celebrados en Noviembre porque en este mes, entre otras actividades se desarrolló en Luarca el III Encuentro Autonómico de Asociaciones. Las exposiciones y las sesiones de trabajo de las personas participantes estuvieron enfocadas en el marco de la colaboración Público Privada.

Una entidad amiga y muy conocida por su trayectoria en la participación infantil y juvenil (los Glayus) fue al encargada de hacer la ponencia marco, nos regaló unas reflexiones muy interesantes sobre la importancia de lo común, y sobre cómo la educación bancaria explicada por Paulo Freire en su obra Pedagogía del oprimido se ha asentado cada vez más en nuestra sociedad y también en los modelos de participación. Aludió a la importancia de no confundir la herramienta con el fin, cuestión que nos sucede muchas veces en nuestras vidas cotidianas. También nos invitó a reflexionar sobre la importancia de que debemos trabajar desde cualquier óptica por lo común, por la comunidad. También volver a “lo corpóreo”. Con estas bases teóricas llevadas a la práctica salimos reforzadas en la idea de la importancia de continuar avivando y manteniendo espacios de construcción colectiva desde la óptica de la educación popular, para trabajar por una sociedad más civil, más comprometida y con más capacidad de decisión, por tanto más participativa.

Contaros que de forma presencial hemos celebrado un encuentro comarcal de asociaciones en Ortiguera y un encuentro comarcal de personas jóvenes en Boal, conmemorado el día internacional del voluntariado a nivel regional en Oviedo y coorganizado unas jornadas de fijación de población en Boal. Cómo siempre trabajando desde los equipos locales, comarcales, regionales y estatales y, tejiendo e impulsando redes de colaboración y sensibilizando sobre cuestiones de importancia como son los objetivos de Desarrollo sostenible, los cuales ya estaban incorporados a nuestras formas de trabajo anteriormente. También nos encontramos realizando un estudio de mecanismos de participación en el medio rural asturiano. Por otro lado las formaciones sobre participación, gestión asociativa voluntariado y herramientas digitales como nuestro nuevo portal Otroccidente han sido protagonistas del año.