Pediría que la gente se conciencie más

Publicado el 27-03-2020

Javier y Belén  hace unos años decidieron trasladarse de Alicante a Lugo. Tras pasar por un colegio en esta ciudad, hace 3 años deciden  venirse para Ribadeo y matricular a su hija Alba en el Colegio Edes.  Javier nos hace un repaso desde su llegada a Edes.

¿Cómo llegaste a Edes?

- Nosotros  vivíamos en Alicante y por las necesidades de Alba nos vinimos para Lugo. Alba primero fue a un colegio en Lugo, y estando viviendo allí, mi mujer se enteró a través de una fundación de Lugo de la existencia del Colegio Edes. Ese motivo unido a motivos laborales nos hizo decantarnos por venir a vivir a Ribadeo y matricular a Alba en el Colegio Edes.

¿Qué balance haces de este periodo ?

El balance es positivo. Vemos a Alba contenta y feliz,que para nosotros es lo principal. Si ella está bien nosotros también lo estamos.

¿Qué consejos darías a las familias que se  plantean matricular a sus hijos/as en Edes ?

Edes es como una familia.  Nosotros nos hemos encontrado muy a gusto y a Alba se le nota que se encuentra muy contenta y eso lo dice todo.

¿Cómo ves la integración  de  las personas con diversidad  funcional ?

Todavía notas que mucha gente tiene cierto temor a acercarse,  a tener contacto  con las personas con diversidad funcional.  Nos encontramos con personas  que  guardan las distancias, pero  notamos que en nuestro pueblo poco a poco se están concienciando y cada vez tenemos un mayor contacto con otras personas.

¿Qué pedirías ?

Pediría que la gente se conciencie más, que no tenga miedo a acercarse. Nosotros cuando vamos por Ribadeo de paseo con Alba notamos las miradas de la gente, pero cada vez más se paran a hablar con nosotros y con Alba y  es algo que a nosotros y a nuestra hija nos encanta. Pediría a la gente que simplemente se acerquen y tengan un trato con nosotros y con Alba como con cualquier otra familia y si tienen alguna duda que pregunten de manera natural.